El sexo es uno de los ámbitos más importantes en la vida de todas las personas. Vivimos en sociedades altamente sexualizadas, sin embargo, la mayoría de las personas se sienten limitadas y reprimidas en el aspecto sexual. Por ello, es fundamental tener conocimientos básicos acerca de la sexología.

¿Necesitas ayuda con aspectos relacionados a la sexualidad? psicoexperta.com es un sitio, con sexólogos especializados, dedicado a brindar servicios de consultas psicológicas online y en Madrid cuentan con la modalidad presencial, específicamente en los ámbitos de sexología dando terapia sexual especializada en mujeres, psicología y terapia de pareja.

¿Qué es la sexología?

La sexología es una rama de la psicología que se encarga de estudiar la relación sexual de las personas con los demás y consigo mismas. Esto incluye tópicos como la reproducción, la orientación e identidad sexual, el deseo sexual, las relaciones de pareja, las disfunciones sexuales, las conductas y prácticas sexuales, entre otros.

Es importante contar con el apoyo de los especialistas en sexología, ya que estos brindan asesoría profesional en la identificación, las causas y las soluciones de los problemas sexuales que presenten.

¿Cuáles son los campos de la sexología?

Existen varios campos de trabajo en los que se desenvuelven los sexólogos, algunos de ellos son los siguientes: la educación sexual, la terapia de pareja y la terapia sexual, los problemas disfuncionales, la prevención y promoción de la salud sexual, la orientación y formación sexual, la investigación y divulgación científica, entre otros.

El tabú de la sexualidad

En los últimos años han crecido las campañas sobre la educación sexual, incluso desde temprana; no obstante, estas suelen enfocarse meramente en los tópicos de la reproducción, los métodos anticonceptivos y las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

De esta forma, quedan otros temas de gran importancia sin abordar, como lo son la expresión de la sexualidad como identidad y fuente de placer en las personas, siendo esto esencial en su salud y bienestar psicosocial. Esto ocurre debido al gran tabú que todavía se presenta en muchas sociedades.

Por ello, la sexología puede no verse promovida entre las prácticas sanitarias y psicológicas, lo cual conlleva a la represión de una sexualidad completa y sana, perjudicando, en consecuencia, la posibilidad de llevar una vida plena y verdaderamente feliz.

¿Cuál es la importancia de la sexología?

Partiendo del hecho de que la educación sexual impartida generalmente excluye temas como el placer sexual, la orientación y los problemas sexuales, así como la importancia del sexo en general, las personas tienen que aprender por su propia cuenta estos aspectos, a partir de experiencias propias o de otros o mediante la pornografía que muestra un sexo ficticio. 

Lo anterior conlleva a que las personas tengan expectativas falsas acerca del sexo, pudiendo llevarlos a sentir decepciones y presiones consigo mismos y/o con sus parejas sexuales. Allí entra la importancia de la sexología, ya que esta especialidad fomenta una sexualidad saludable, de forma que se puedan prevenir, evitar o mitigar problemas. 

Para lograr una sexualidad saludable, los sexólogos se enfocan en todos los aspectos relacionados, como el placer que se obtiene de las interacciones sexuales, el conocimiento del cuerpo de la pareja y del propio, las estimulaciones sexuales, la comunicación de pareja y entre otros temas relevantes. 

Todo esto con el fin de conseguir una sociedad que goce de una vida sexual satisfactoria, saludable y completa, dejando de lado los tabúes y prejuicios relacionados que dificultan el disfrute de la intimidad y de los placeres de la vida. 

Motivos de consulta más comunes por los que las mujeres acuden al sexólogo

Existen varios motivos por los cuales las mujeres suelen pedir ayuda a un sexólogo, entre ellos se pueden mencionar los siguientes: 

  • Vaginismo: conocido también como estrechez vaginal, es una disfunción que afecta al 12% de las mujeres que implica la contracción involuntaria de los músculos perivaginales, los cuales se encuentran en el suelo pélvico. Esto hace que la penetración se dificulte o incluso se imposibilite.
  • Anorgasmia: ocurre en aproximadamente el 30% de las mujeres y en menor proporción en hombres. Es la dificultad o imposibilidad de excitarse o llegar al orgasmo. Este se trata con psicoterapia sexual y en función de las causas que lo provocan, se elige el tratamiento.
  • Dispareunia: su aparición varía en función de la edad, afecta al 15% de las mujeres que se encuentran en edad fértil. Se refiere al dolor que aparece antes, durante o después de tener relaciones sexuales. En caso de presentarse el dolor al inicio de la penetración la dispareunia es superficial, y si ocurre al final de la penetración es profunda.
  • Pérdida o dificultad para tener deseo sexual.
  • Problemas relacionados con la orientación e identidad sexual, pudiendo generar disforia de género, y parafilias.
  • Fobias relacionadas con las prácticas sexuales.

Problemas de pareja, como dificultades en la comunicación, dificultades para establecer acuerdos, discusiones recurrentes, dificultades para solucionar los problemas, poca intimidad, celos, pérdida de la pasión, desconfianza, infidelidad y otros más que entorpezcan la convivencia sana.

¿En qué puede ayudar un especialista en sexología?

Entre los temas que tratan los profesionales en sexología de psicoexperta.com con sus pacientes destacan los siguientes: 

  • La escasa o incompleta educación sexual, derivada de los tabúes y prejuicios que generan miedo y temor a las interacciones sexuales.
  • El desconocimiento de la sexualidad de la mujer y del propio cuerpo, así como de la estimulación adecuada.
  • El temor a quedarse embarazada al mantener relaciones en coito. 
  • La baja autoestima emocional y física, caracterizada por el rechazo al propio cuerpo, impidiendo así la obtención de una sexualidad sana y satisfactoria.
  • La depresión y ansiedad relacionada con el encuentro sexual.
  • Los abusos y agresiones sexuales que suelen derivar en estados depresivos o ansiosos que requieren de psicoterapia también.
  • Las experiencias sexuales negativas anteriores que pueden generar inseguridades o miedos en el presente.

Los traumas infantiles que pueden estar o no relacionados directamente con el sexo.

Tratamientos que se usan en la terapia sexual

Los problemas sexuales suelen tratarse con tratamientos breves, que van de 10 a 14 sesiones semanales o quincenales, y que se enfocan en el problema específico, adaptándose a cada persona, con tareas específicas que pueden llevarse a cabo de manera individual, en pareja o ambas. 

Algunos de los tratamientos y herramientas que se emplean en la terapia sexual son: la reestructuración cognitiva, los ejercicios de Kegel, algunas técnicas de relajación, la desensibilización sistemática, la técnica de parada y arranque y la psicoeducación. 

5 Motivos por los que no vamos al sexólogo cuando lo necesitamos

Algunas de las razones por las que las mujeres no piden ayuda a un especialista en sexología son las siguientes:

1- La falta de reconocimiento de que se tiene un problema sexual

Puede ocurrir que las personas no identifiquen que tienen una dificultad relacionada con el sexo, al verlo como algo no grave o sin gran importancia o por creer que con el tiempo mejorará, lo cual hace que sigan teniendo una vida sexual no satisfactoria.

2- La vergüenza de pedir ayuda por pensar que son anormales

Algunas personas creen que son extrañas por tener dificultades sexuales y piensan que los demás tienen mejores relaciones sexuales que ellas, por lo que por vergüenza no buscan ayuda.

3- El desconocimiento de las funciones del sexólogo

Una vez la persona reconoce que tiene una dificultad sexual, es más probable que decida acudir al ginecólogo u otro médico por haberlo relacionado con un problema físico u orgánico. Al no hallarse un problema de este tipo, no todos saben que hacer después.

4- El tabú con la sexología

Puede que las mujeres no vayan al sexólogo por el temor a exponerse abiertamente con temas relacionados al sexo por los prejuicios sociales impuestos. O también por desconocimiento de cómo son las sesiones con los sexólogos y los temas que se tratan, lo cual puede generar miedo.

5- La duda de si hay que ir en pareja

Otra razón que posterga la idea al sexólogo es la creencia de que hay que ir con la pareja, y en ocasiones alguno de los miembros no quiere ir o no se tiene una pareja estable. La realidad es que pueden ir juntos o de forma individual, no hay limitantes al respecto. 

Resumen de las demandas en la sexología

Como ya se mencionó, la sexología involucra múltiples temas que se pueden agrupar en ciertas demandas sexológicas, estas son:

  • Las demandas conductuales. Estas tienen que ver con las expresiones conductuales de la sexualidad que vienen en variadas formas, como besos, coitos, caricias, entre otros.
  • Las demandas desde la identidad. Tienen que ver con los problemas y cuestionamientos en torno al sentirse mujer, hombre u otras posibilidades.
  • Las demandas en cuanto a la orientación sexual. Se refieren a las relacionadas a las preferencias sexuales, tomando en cuenta el propio sexo y el de los demás.
  • Demandas interaccionales. Se refieren a todo lo que tiene que ver con las interacciones entre parejas.